Actualizado

La vaquera de Alcorisa sacrificó esta semana unas sus últimas 200 cabezas de ganado que produjeron unos 3.000 litros al día

Granja de Teruel en la que se han tenido que sacrificar vacas de leche.david vigarioMUNDO

El pasado 1 de marzo, la asociación ‘Apadrina una vaca’ lanzó la siguiente alarma: «En pocos das nos quedamos sin vacas lecheras en Teruel. Las últimas se cargan este mes con destin a matadero. Esto se acaba». Sí su proronstico se hizo realidad en 14 das. El pasado martes, la histrica vaquera de Alcorisa sacrificada sobre ltimos animales, en concreto a 200 cabezas de ganado que producan unos 3.000 litros al da. Desde haca cinco aos se haba convertido en la nica granja lechera en toda la provincia. En solitario haba aguantado la cruda realidad real del sector: nulo relevo generacional, costos de produccin insostenibles y precios de venta a las industrias lcteas irrisorios para mantener la explotacin. La anterior granja de la zona, la de Fuentes Calientes, había tomado el mismo camino en 2018.

Como eso ya no te quedas ni de vacaciones en Teruel. A la despoblación humana viene la despoblación animal. Los datos no dejan lugar a dudas. En esta provincia de Aragón hay actualmente 134.421 personas, según los datos oficiales, 9.000 habitantes menos que hace un par de décadas. In a siglo, ha perdido más de la mitad de su población, al pasar de los 265.908 habitantes de 1910, su mximo histrico, a la dramtica cifra actual. Al desierto demográfico se le une el desierto ganadero.

As, segn los datos del control lechero oficial en Aragn, a principios de los aos 90 existentan en unas 900 familias con entregas de leche que se dedica a la venta de leche en su zona oa través de la cooperativa lctea denominada ‘Los amantes de Teruel’, pero los éxitos del sector han acelerado el cierre de granjas familiares. La mayora termino sacrificando a los animales animales la carne se paga ahora mucho mejor que la leche, lo que ha derivado en una reducción drástica del censo de ganaderos. En 2005, sólo quedaron 425 vacaciones concentradas en los pueblos de Alcorisa, Fuentes Calientes y Villarquemado. Hasta que slo qued una granja en funcionamiento, la Alcorisa, en manos de la familia Josa, con ms de 30 aos en el sector.

Sin embargo, con la jubilacin de los dos hermanos que estaban al frente de ellas, Jos Mara, el hijo de uno de ellos, y nico de la familia que trabaja en ella, «ya no se ha visto con fuerzas para seguir adelante», cuentan sus vecinos. Los propietarios guardan silencio debido al dolor que están padeciendo. Son das duros para toda la familia: «Lo están pasando muy mal, no slo desde el punto de vista anmico sino tambin econmico«, alertan compañeros ganaderos de la zona. Lo han dado todo hasta el final, pero quieren evitar que la sociedad considere la decisión del cierre como un «fracaso». No lo merecen.

El cierre de la granja representa un grave peligro para la economía de otras dos empresas que utilizan su leche para elaborar productos lcteos, ubicadas en Ejulve (Teruel) y Caspe (Zaragoza). De all salan entre 2.500 y 3.000 litros de leche cada 24 horas, abasteciendo al obrador de quesos y al productor de yogures y otros lcteos, avanzan en ‘Apadrina una vaca’. La asociación, formada por ganaderos, veterinarios, técnicos y personal de la administración sin nimo de lucro, naci ante el peligro -ahora consumado- de «garantizar la supervivencia de las granjas vacuno lechero en Aragn como empresa familiar, actividad sostenible con el medio ambiente , vertebradora del territorio y fijadora de población en el medio rural».

En todo Aragn slo quedaran en la actualidad unas 50 granjas. Carlos Larraz, propietario de una granja de 120 vacas en Monzón (Huesca), asegura que para dedicarse al ganado vacuno «se necesita ilusión y mucho sacrificio, y si encima los insumos están por las nubes, es imposible mantener un producto exclusivamente de leche si no se compagina con otros sectores o fabricas t tu propio pienso para ahorrar costos». pequeo tamao».

DATOS

La situacion en el resto del pas no es mucho mejor. En la actualidad, según los datos del Ministerio de Agricultura actualizados en marzo, existen 10.577 ganaderos con entregas de leche. En enero haba 10.717, un 6,9% inferior al mismo mes del ao anterior confirmando la cada periodo tras periodo. Por ejemplo, en enero de 2021 haba censados ​​11.447. En Aragn quedan solo 42. Todo ello a pesar de que el precio de venta de la leche, estancado Durante años, ha subido en los últimos meses, pero no al mismo nivel de los elevados costes de producción, y más tras las consecuencias de la guerra de Ucrania, que dispararon los precios: de 0,483 euros que pagaba al ganadero por litro en diciembre de 2021 a 0,643 en la actualidad: «Estos precios los necesitamos dure mucho tiempo, no en los ltimos meses y cuando la industria lctea ha visto que nos quedbamos sin vacas porque no época encomiable», apunta Larraz. El precio al consumidor en los supermercados ha sufrido un 16,9% de media en el último año por cada litro de leche, según la consultora IRI.

En marzo de 2023 el censo de vacuno lechero en Espaa es de 784.846 vacas, lo que supone un descenso del 3,2% con respecto al mismo mes del año anterior y un 0,3% con respecto a febrero. En este momento en España, a principios de este año, se han declarado 621.538 toneladas de leche, donde se supone una caída del 2,0% interanual. No es de extraar -como adelant EL MUNDO- que hace unos meses el sector alertara de que à lo great, if segua este descenso, habra que importar la leche del exterior para el consumo, presumiblemente de Francia.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más