En Marsella, el martes 31 de enero, la policía contó 40 000 manifestantes contra la reforma de las pensiones, la CGT 205 000. En Nantes fueron 28 000 según la policía, 65 000 según los sindicatos. La ciencia del conteo de multitudes es sutil y aún más compleja durante las demostraciones, que por definición están en movimiento y se caracterizan por variaciones en la densidad. ¿Por qué tal discrepancia en los números? El mundo hace un balance de los métodos utilizados por la policía, los sindicatos o la empresa independiente

Leer también Eventos: la eterna guerra de los números

Un conteo manual para la policía

El conteo que hace la policía se hace manualmente, en » pulsando « mediante un contador, que se activa cada vez que pasan una docena de personas. es realizado por «personal dedicado» que generalmente se coloca en un punto alto, “a unos cientos de metros del lugar de partida” de la manifestación, especifica el Ministerio del Interior.

Se puede configurar un segundo punto alto «a medio camino» para movilizaciones más grandes, continúe hasta Place Beauvau. Además, la policía puede grabar una manifestación y realizar un recuento tras visualizar los vídeos.

Presupuestos para sindicatos

Del lado de la unión, el conteo se hace manualmente con medios puramente humanos. Los activistas representaron a lo largo de la procesión competente uno por uno las filas de manifestantes. “Calculan a ojo cuántas personas hay por fila, y multiplican estos dos números”Explique Francia información.

Convocatoria de tecnología para firma independiente

Desde 2017, la firma Ocurrence ha puesto en marcha un conteo independiente, que proporciona las cifras registradas durante las manifestaciones a un colectivo de medios, entre ellos El mundo Hace parte.

Ocurrence utiliza la tecnología “Eurecam”, utilizada en particular para misiones de “seguridad, en aeropuertos o fanzones”resumen de la Mundo hijo presidente, Assaël Adary. Los sensores representados en el paso de la procesión crean un campo con una línea virtual. Todos los que cruzan esta línea quedan atrapados en estos sensores.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores La firma de sucesos y la frágil ciencia de contar manifestantes

Siendo los movimientos de personas en manifestaciones más complejos que en una fanzone para un evento deportivo, con por ejemplo diferencias de densidad o visibilidad, hay un margen de error que puede ser del 30% al 40%, según el Sr. Adaire. Sin embargo, este margen de error se corrige con “microrrecuentos manuales”especialmente cuando la densidad es alta, o cuando un elemento, como una bomba de humo, perturba la visibilidad.

“Cuando contamos, es casi necesariamente para sumar” manifestantes, dijo el presidente del gabinete: “Comunicamos a los medios de comunicación al final de las demostraciones una especie de tabla donde vemos las cifras, observadas por rebanadas de ocho segundos, con la cifra que da el sensor, y la cifra corregida. »

Boletin informativo

«En el punto de mira»

Cada mañana, navega por las principales noticias del día con los últimos títulos del «Mundo»

Inscribirse

De cuarenta manifestaciones, los registros por Ocurrencia estuvieron entre 15% y 20% por encima de los registrados por las prefecturas, y entre 220% y 250% por debajo de las cifras comunicadas por los sindicatos.

Leer : ¿Cómo se lleva a cabo el conteo independiente que utiliza «Le Monde» y otros medios?

¿Qué método es el más fiable?

¿Podemos determinar qué método se acerca más a la realidad? Una comisión intentó responderla en 2014. Dominique Schnapper, director de estudios de la Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales (EHESS), Pierre Muller, inspector general del INSEE, y Daniel Gaxie, profesor de ciencias políticas, fueron comisionados por la París jefatura de policía para estudiar la mejor manera de contar.

Leer también Cómo contar mejor el número de participantes en manifestaciones

a pesar de un «margen de error inevitable», estas tres personalidades concluyeron que el sistema utilizado por la policía era el menos imperfecto. Sin embargo, los autores del estudio recomendaron que la policía comunique un rango en lugar de una cifra precisa. Además, el estudio, publicado en 2015, no tuvo en cuenta los métodos de la firma Ocurrence, cuyo conteo independiente se lanzó en 2017.